Mi nombre es Alejandro Cacace, tengo 34 años, nací y me crié en la ciudad de San Luis, Capital. Mi bisabuelo viajó del sur de Italia a San Luis por el año 1900 y se quedó a vivir acá. Mi abuelo, Don Pilo, se hizo conocido por su ferretería y también se involucró en temas de la ciudad. A la Cacace siempre nos interesa trabajar por el bien de nuestra provincia desde todos los lugares.

Cuando tenía dos años, papá también fue elegido como intendente de la ciudad de San Luis y de las reuniones en los barrios, las caminatas y las visitas a los vecinos. Disfrutar tanto acompañar, como con el tiempo esto se convierte en mi pasión. Su honestidad y su compromiso se transforman en los valores de nuestra familia y mi inspiración en su vocación de trabajar para San Luis y su gente.

Fui al colegio Don Bosco, donde aprendí que ser un ciudadano honrado, es el valor que debemos aspirar. Después de haber estudiado, recibí el de abogado, como papá, mamá y mi hermano Federico, y me capacité en distintas universidades del exterior para tener más herramientas y ayudar a nuestra provincia de la mejor manera posible. La educación es mi otra vocación. Disfruté mucho de las clases de Derecho Constitucional y Derechos Humanos en la Universidad Nacional de San Luis.

Me gusta jugar al fútbol con mis amigos, ir al gimnasio y hacer remo. En los momentos que puedo descansar, me dedico a leer y ver series o películas. Siempre tuve la idea de lo más noble que se puede hacer, es dedicar toda la capacidad y el esfuerzo de entender y hacer lo que es bueno para toda una provincia, y todos los que logremos crecer en la misma medida para que además de que crezca San Luis, crezca cada sanluiseño. Esta es mi vocación, y el rol que me toca ocupar, cumplir con la mayor responsabilidad posible.

https://www.facebook.com/alejandrocacace/